TomTom Multi Sport Cardio: Review

Estás viendo
TomTom Multi Sport Cardio
Comparar

Opinión del especialista 7/10

Opiniones de los usuarios N/A

¿Tienes dudas? Consulta al experto

Valorar TomTom Multi Sport Cardio

¿Quieres este reloj deportivo más barato?

Te avisamos cuando esté disponible

Los mejores precios del mercado:

TomTom Multi Sport Cardio gps

Hace ya más de un año y medio que TomTom se sumergió de lleno en la lucha de los Relojes – GPS - Pulsómetro, lanzando su propia colección después de una primera intentona con una colaboración con Nike.
La gama inicial incluía dos versiones análogas cuya principal diferencia radicaba en que uno estaba enfocado casi en exclusiva al running (TomTom Runner) mientras que el otro permitía mediciones específicas de natación y ciclismo (TomTom Multi-Sport).

Uno de sus mayores alicientes, sobre todo del TomTom Runner, era su precio ya que se movían en rangos relativamente inferiores al de sus teóricos rivales lo que, junto con una campaña de promoción boca – oído bastante agresiva hizo que se dieran a conocer y expandieran bastante rápido.

La otra gran baza con la que contaban era su sencillez, que es lo que buscamos gran parte de los deportistas que no necesitamos introducir programas de entrenamiento personalizados e híper complejos o cosas así, sino que lo que requerimos es un cacharro que únicamente necesite para funcionar a nuestro gusto un par de clics, que mida con cierta precisión y que nos muestre los cuatro datos básicos que todos entendemos y que sabemos valorar: ritmo, tiempo, distancia y la posibilidad de marcar vueltas (laps). Es decir, poco más que un reloj – cronómetro de los de toda la vida con pulso y GPS.

TomTom Multi Sport Cardio gps

Desde ese lanzamiento, han ido introduciendo mejoras y correcciones asiduamente (cada tres o cuatro semana) que se actualizan automáticamente al sincronizar el reloj, con lo que se iban poniendo al día de funcionalidades que no se incluyeron inicialmente (p. ej. el cronómetro) o que no iban finas del todo.

Sin embargo, el gran salto se supone que lo han dado este verano cuando, allá por junio lanzaron a nivel mundial la versión Cardio de ambos relojes, que trae como principal novedad el cambio de un sensor de cinta de pecho tradicional a uno que va integrado en el reloj y que mide el pulso directamente en el brazo.

Como las funcionalidades, filosofía y funcionamiento del reloj son prácticamente análogas a las que ya existían, vamos a hablar sobre el nuevo sensor primero y hacemos luego un repaso rápido por el resto de funcionalidades y características.

El Nuevo Sensor de Pulso, ¿la era de los LEDs?

Los pulsómetros han utilizado tradicionalmente una banda pectoral (cinta elástica con un sensor) para medir el pulso y transmitirlo al reloj.
Sin embargo, llegó una empresa pequeñita y disrruptora que lanzó un proyecto de crowfunding para elaborar unos nuevos sensores y la lió bien gorda ya que obtuvo una cantidad de financiación infinitamente mayor a la que había solicitado y que ha conseguido vender su tecnología a algunas de las empresas más grandes del sector.

TomTom utiliza la misma tecnología que se incluyó en el Mio Alpha (inicialmente desarrollada junto con Philips) y que se basa en un sensor óptico que tiene dos LEDs verdes parpadeantes que enfocan la luz contra la piel para analizar el flujo sanguíneo, la variación del color de la piel, etc. para calcular el pulso (en realidad, es mucho más complejo pero la esencia va por esa línea).

El sensor está en la cara interna del reloj, en la parte opuesta a la pantalla tal como vemos en la siguiente foto:

TomTom Multi Sport Cardio gps

Para que pueda funcionar correctamente, debemos llevar puesto el reloj relativamente ajustado y, aunque no hace falta apretarlo como si nos hiciéramos un torniquete, sí que debe ir lo suficientemente justo como para que no se separe apenas de la piel

Esto no es tanto porque tenga que quedar en contacto con la piel sino para que no entre luz, que haría que no pudiera medir bien. De hecho, si nos fijamos en la correa, los sensores no quedan en el borde, sino que están ligeramente hundidos, para evitar que entre la luz indiscriminadamente.

TomTom Multi Sport Cardio gps

Otra cosa que no le gusta nada es el sudor y, aunque lo han trabajado y considerado, si estamos sudando mucho el sensor comienza a comportarse de una forma un tanto errática llegando incluso a perder la medición.
Esto lo he observado sobre todo al hacer ejercicio de interior donde llegas a sudar una barbaridad y la verdad es que es un fastidio porque si es en cinta o elíptica, me está pasando con apenas 10-15 minutos de ejercicio y a partir de ahí ya soy incapaz de volver a recuperar la medición (ni siquiera tratando de secarme el brazo).
Me imagino que esto le pasará menos a quienes no tengan el brazo tan finito como yo porque el reloj ajustará un poco mejor pero, aun así, es un puto en el que habría que trabajar porque no olvidemos que las chicas también suelen tener el brazo finín y, todo el mundo sudamos.

También podría influir algo el hecho de que la unidad que he estado probando no es nueva sino que es de pruebas así que a saber por cuántas manos ha pasado ya.
Por lo tanto, de momento, este tema lo dejo con interrogante, porque quiero pensar que es por algo que se da en mi caso particular (grosor del brazo, unidad que estoy probando, etc.), me niego a pensar que el funcionamiento del sensor del pulso tiene este funcionamiento que dista mucho de estar a la altura de lo que consigue la banda pectoral que traen los relojes anteriores (los que no son versión Cardio).

TomTom Multi Sport Cardio gps

En lo que no hay discusión posible es en otro tipo de casuísticas que afectan positiva o negativamente a este tipo de sensor.

Como principales ventajas le veo que va todo integrado en el mismo cacharro, no hay riesgo de rozaduras por la cinta o el sensor pectoral, no hay que estar pendiente de la pila de la banda, etc.
Pero también tiene grandes inconvenientes: tienes que llevar el reloj pegado al antebrazo y no lo puedes coger en la mano o llevarlo suelto, no lo puedes poner encima de una camiseta (muchos lo hacemos así en invierno), no puedes variar fácilmente su posición (algunos lo ponemos en la cara interior del antebrazo para determinados ejercicios, cuando hacemos rodillo, etc.), no te lo puedes quitar para llevarlo en la mano como un cronómetro, … amén de lo comentado del sudor y cosas así.

La verdad es que sin entrar a valorar temas de funcionamiento, centrándome sólo en las ventajas e inconvenientes de un sensor integrado y una banda pectoral, no tengo claro cuál prefería y, viendo que aún no está fino este tipo de sensores, probablemente optaría por seguir confiando en las bandas pectorales (insisto, preferencia personal).

Para analizar a precisión de las medidas, lo he estado probando a la vez que el TomTom Multi-Sport con banda pectoral y las medidas son prácticamente análogas cuando ambos están midiendo correctamente así que, por esa parte, ninguna pega.

TomTom Multi Sport Cardio gps

Otro punto que me ha llamado la atención es que tarda un poco en coger el pulso (unos 15-20 segundos, llegando a veces algo más de un minuto si acabo de ponerme el reloj) pero lo que no entiendo es que, una vez parada una actividad, al iniciar una nueva, vuelva a requerir ese tiempo. No me refiero a una pausa, sino a una detención e inicio de una nueva actividad.

En cuanto a la medida en sí misma, se ha seguido la misma estrategia que para el ritmo: primar la estabilidad del valor mostrado. Es decir, no cambia de manera instantánea sino que varía cuando hay un cambio significativo, de manera que el valor que se ve en la pantalla es estable, no como pasa con algunos pulsómetros, que van variando casi cada medio segundo y te vuelven loco. De hecho, si te quitas el reloj, ves como va disminuyendo poco a poco el pulso hasta que definitivamente indica que ya no tiene lectura. Esto es porque no considera sólo el pulso instantáneo, sino que toma la muestra también de los anteriores instantes y, así, es capaz de solucionar el problema de pérdidas momentáneas de la medición.

Mentiría si no reconociera que el sensor me ha dejado un poco frío porque, aunque tenía mis dudas como ingeniero informático, quizá me esperaba un funcionamiento algo mejor o, al menos, algo más robusto y fiable.

TomTom Multi Sport Cardio gps

El Resto de Funcionalidades:

Una vez hecho el repaso de la gran novedad del TomTom Cardio, vamos a hacer un repaso general por sus funcionalidades, haciendo referencia a las novedades o cambios respecto a sus antecesores. Creo que es mejor hacer este repaso de esta forma porque, para ver una lista de sus funciones, capacidades, especificaciones técnicas y demás, ya está la página del fabricante.
Es un reloj de una apariencia molona, que se puede utilizar como reloj de diario sin problemas.

Es relativamente ligero y apenas ha “engordado” 10 gramos, debido al cambio en la correa, que ha pasado de ser plástico a caucho. Esto implica que también es algo más rígida, con los que tengan la muñeca fina, echarán de menos la correa del TomTom Runner.
Las unidades se pueden utilizar indistintamente en unas u otras correas pero en la nueva ya no se sale con tanta facilidad y, además, ya no hace falta quitarlo completamente para cargarlo.

TomTom Multi Sport Cardio gps

Se ha modificado el sistema de sujeción y en vez de ser con una trabilla, se hace mediante tres pinchitos que se enganchan en los agujeros que tiene la correa.

TomTom Multi Sport Cardio gps

Se pueden medir actividades de carrera, ciclismo, natación y cinta, además de incluir una versión libre y un cronómetro al uso.

TomTom Multi Sport Cardio gps

En carrera y ciclismo no podemos iniciar la actividad hasta que no ha cogido la señal, algo que tarda apenas 10-15 segundos gracias al Quick GPS, que se actualiza cuando sincronizamos el reloj y que permite esa gran velocidad de captación de la señal durante tres días. Si no lo tenemos actualizado puede tardar un minuto, dos como mucho. Es una de las cosas que mejor funcionan. No obstante, estaría bien que permitiera desactivar el GPS, bien para ahorrar batería, bien porque no lo queremos usar ya que es posible que queramos ir sólo con el pulso.

TomTom Multi Sport Cardio gps

Durante una actividad visualizamos un campo central en grande y dos superiores pequeños, que podemos configurar a nuestro gusto en los tres casos. El central lo cambiamos rápidamente pulsando hacia arriba o hacia abajo con el botón de control.

TomTom Multi Sport Cardio gps

En la versión Cardio no se han incluido las nuevas medidas de elevación y desnivel que sí se han incluido en la versión normal.
Se han mejorado las mediciones en cinta que antes no funcionaban muy allá al hacer cambios de ritmo.
Se almacenan en memoria hasta diez actividades de cada tipo y cuando pasamos de esa cantidad, se van borrando las más antiguas.

TomTom Multi Sport Cardio gps

La consulta del histórico se me hace algo pobre porque muestra muy pocos datos: distancia, tiempo, ritmo, pulso y calorías.


TomTom Multi Sport Cardio gps

Cuando estamos en marcha, podemos ver cómo evoluciona el pulso, según las zonas predefinidas (no se pueden cambiar) y podemos saber cuánto hemos estado en cada una de ellas (en porcentaje). Al terminar también nos indica cuánto hemos recuperado.

TomTom Multi Sport Cardio gps

  • En las mediciones de distancias he notado una diferencia de un 1%-2% respecto al TomTom Multi-Sport normal (el Cardio me da siempre un poco menos).
  • La duración de la batería anda pareja con la que tenía anteriormente y midiendo el pulso y la posición con el GPS, dura entre ocho y nueve horas.
  • La configuración del perfil del usuario es básica para que tome bien las estimaciones de calorías y de distancias en la cinta.
  • Al configurar el reloj podemos activar o desactivar el sensor del pulso, conectarle una banda externa para que use ésa en vez de el sensor integrado, podemos emparejarlo con un teléfono y, por supuesto, configurar las unidades de medida que se utilizan (p. ej. millas en vez de kilómetros).

La descarga de las actividades se realiza mediante el TomTom MySport Connect, que permite exportar directamente a algunos programas o, en su defecto, en algunos de los formatos estándar para luego poder importarlo desde nuestro programa favorito.

TomTom Multi Sport Cardio gps

El software de análisis que se recomienda desde la casa es el TomTom MySports que se me antoja un tanto básico, no tanto por la información que muestra, sino por las posibilidades de gestión que ofrece (p. ej. es muy farragoso borrar actividades, controlar qué sube y qué no sube, etc.).

TomTom Multi Sport Cardio gps

En cualquier caso, como se pueden exportar desde el reloj las actividades en formatos estándar (p. ej. GPX), las podemos importar en otros programas (p. ej. SportTracks).

TomTom Multi Sport Cardio gps

Lo que sigue sin gustarme nada es la gestión de las actividades de la memoria del reloj (no se pueden borrar o volver a descargar).

TomTom Multi Sport Cardio gps

Nos ha gustado

  • Sensor del pulso integrado.
  • Funcionamiento sencillo, sin complicaciones, con lo básico que utilizamos la mayoría.
  • Escuchan a los usuarios y actualizan el firmware cada poco tiempo introduciendo mejoras.

Oportunidades de mejora

  • El precio ya no está tan bien posicionado en su segmento como lo está en la versión normal (sin sensor óptico).
  • El sensor del pulso no rinde al mismo nivel que el de una banda pectoral ni tiene su versatilidad de uso.
  • Pocas posibilidades de personalización de las actividades.
  • Gestión de las actividades del reloj y software de gestión.
  • No se puede desactivar el GPS.

¿Quieres ser el primer usuario en consultar sobre este reloj deportivo?

¿Quieres ser el primer usuario en opinar sobre este reloj deportivo?

© BUSCOPULSOMETRO Copyright 2018.