Polar Vantage V: Review

Estás viendo
Polar Vantage V
Comparar
Polar Vantage V PVPR Polar:499.90 €

Opinión del especialista 7/10

Opiniones de los usuarios N/A

¿Tienes dudas? Consulta al experto

Valorar Polar Vantage V

¿Quieres este reloj deportivo más barato?

Te avisamos cuando esté disponible

Los mejores precios del mercado:

El Polar Vantage V marcará una nueva etapa en cuanto a relojes deportivos... Pero le tenemos que dar tiempo

El nuevo reloj Premium, Polar Vantage V ha llegado al mercado hace unos meses envuelto en una gran expectación. A nivel de diseño ha cambiado radicalmente su estética respecto a su predecesor, el V800. Con una estética actualizada, la utilización de la potencia como variable que marca la carga externa y la incorporación de un sensor óptico de gran calidad ha sido lanzado al mercado para convertirse en el referente de los relojes multideporte.

Polar Vantage V: Unboxing

Una vez sacado de la caja nos encontramos con una gran esfera y una pantalla táctil a color que nos permite navegar de pantalla a pantalla deslizando el dedo, como de si un teléfono móvil se tratara. El peso del reloj ronda los 66 gr, con un diámetro en su esfera de 46 mm y un perfil de 13 mm lo que no hace de este nuevo Polar un reloj excesivamente grande.

Los acabados del nuevo buque insignia de la marca finlandesa están muy trabajados y van en concordancia con lo que se espera de un reloj de este precio (partiendo de la nada desdeñable cantidad de 499,90€, sin la banda pectoral H10).

En definitiva, el diseño de este nuevo reloj es atractivo, elegante y la pantalla táctil le da un plus de comodidad en ocasiones.

Novedades tecnológicas de este polar

Como anteriormente comentaba, la expectación generada ante la llegada de este nuevo Polar ha sido en gran medida debido a la inclusión de su sensor óptico de frecuencia cardíaca y la utilización de la potencia como variable que marca la carga externa.

Respecto al sensor óptico, una vez probado en diferentes momentos y sesiones, presenta una buena fiabilidad, pero sin llegar a ser como el sensor tradicional de pecho. En ocasiones la frecuencia cardíaca no era tomada correctamente durante largos periodos de tiempo.

La potencia como nuevo marcador

Respecto a la inclusión de la potencia generada durante la carrera, es algo muy novedoso e interesante. Este Polar Vantage V nos dará la potencia media de carrera y la máxima generada, esto es de gran utilidad en series, carreras con desniveles, etc. ya que en este tipo de entrenos la velocidad posiblemente no sea el mejor parámetro a valorar (en pendiente nuestra velocidad media bajará, mientras que nuestro esfuerzo no). Por lo tanto, este medidor de potencia nos podrá resultar de gran utilidad en los entrenos con desniveles, si sabemos de antemano a qué intensidad (en velocidad o frecuencia cardíaca) tenemos nuestras zonas de entrenamiento, para mantener una intensidad promedio.

Aunque es una herramienta muy interesante, podría resultarlo más si nos informará de la potencia generada con una pierna y otra durante el entrenamiento. De esta manera se podría evaluar si existe algún déficit o problema entre nuestras piernas. Marcas como Garmin, incluyen este tipo de información mediante el tiempo de contacto de un pie y otro.

Polar Running Power

Por otro lado, este reloj incluye el Running Power que es un sistema por el cual nos reporta la carga muscular del entrenamiento o competición. Después de grabar la sesión, este sistema informa al usuario de la carga muscular que ha supuesto el entrenamiento. En otras palabras, da un feedback al usuario sobre la fatiga muscular de la sesión. Esta fatiga periférica, no tiene que ir en concordancia con la fatiga central (monitorizada por la frecuencia cardíaca). Es por ello, que este reloj permitirá tener un mayor control de nuestro entrenamiento y en especial de la fatiga.

Una de las mejores cosas que tiene la marca finlandesa Polar es la inclusión de tecnología útil en sus dispositivos. Esta marca fue pionera en permitir monitorizar la variabilidad de la frecuencia cardíaca mediante el intervalo R-R hace ya más de una década. Mediante este sistema podemos valorar el nivel de fatiga central. Para ello, este reloj incorpora Recovery Pro. Si queremos beneficiarnos de una estimación de nuestro estado de recuperación y fatiga, deberemos utilizar la banda Polar H10.

Esto último no me parece tan bien. Si tenemos un reloj Premium, que tiene ese precio y contiene un software tan completo como el de este Polar ¿Por qué es necesario pagar otros 50€? Tengo la impresión que venden un producto incompleto, es solo mi impresión y soy consciente de que es algo normal en casi todas las marcas.

Siguiendo con el software, el Polar Flow te permitirá descargar planes de entrenamiento y estudiar detenidamente todo tu progreso. La verdad es que es muy interesante la presentación que hace el programa de todos los entrenamientos. Presenta un interface sencillo y fácil de utilizar.

Sobre el asfalto

En primer lugar, un consejo fundamental a la hora de utilizar este Polar. Nada más sacarlo de su caja ¡actualízalo! Es un consejo muy valioso, hasta que no lo actualicé las mediciones de este reloj dejaban mucho que desear.

El GPS es bastante preciso, detecta rápidamente cualquier variación de ritmo. Esto unido a la información que da el medidor de potencia puede ser de gran ayuda en los entrenamientos.

Además de estas prestaciones, la batería del reloj tiene bastante autonomía. Si bien es cierto que posiblemente cuando el reloj esté operativo 100% es bastante probable que la duración de la batería se resienta.

Por otra parte, como anteriormente he comentado el sensor óptico funciona correctamente, salvo en ciertas ocasiones que no toma la frecuencia cardíaca correctamente. Durante los entrenos de carrera continua a ritmos bajos no he tenido ningún problema con las mediciones de frecuencia cardíaca. Ahora bien, en las sesiones de series ha sido otra cosa, con unas diferencias de más de 30-40 pulsaciones por minuto respecto a entrenar con la banda pectoral. Desconozco si este problema está relacionado con una dificultad del sensor para tomar mediciones en el antebrazo cuando hay sudor, en mi caso los problemas que he tenido han sido en estas situaciones.

A mi juicio, el uno de los principales hándicaps en este Polar es no poder configurar las pantallas. Supongo que esto se irá mejorando con las próximas actualizaciones del software, pero supone un punto muy llamativo en este tipo de productos premium. No he podido personalizar las pantallas del reloj para que me aparecieran los datos que mas me interesan.

Siguiendo con los problemas de configuración, sería interesante que el reloj además de marcar el tiempo por kilómetro, una vez realizado, te pueda poner otras variables tales como la frecuencia cardíaca, velocidad media, potencia media, etc. A día de hoy no he podido personalizar nada del Polar Vantage V.

También es notorio la falta de posibilidad para cargar mapas o utilizar una opción tan extendida como es la vuelta al punto de partida. Estoy convencido que Polar lo solucionará en los próximos meses. No obstante, el invertir tanto dinero en un producto inacabado no les interesa a todos los deportistas.

Conclusión

Estamos ante un producto con un potencial enorme, unos acabados muy trabajados y un diseño atractivo. Proporciona ciertos elementos nuevos y que seguramente marcarán una nueva etapa en este segmento del mercado. No obstante, si necesitas un reloj para entrenar y no puedes esperar hasta que la marca finlandesa desarrolle todo el potencial de este reloj deberás buscar otras opciones en el mercado.

Puntos a favor

  • Medidor de potencia.
  • Software relacionado con el control de la fatiga.
  • Exactitud del GPS.

Puntos en contra

  • No incluye la banda H10.
  • Producto inacabado.
  • Precio elevado.

¿Quieres ser el primer usuario en consultar sobre este pulsómetro/reloj deportivo?

¿Quieres ser el primer usuario en opinar sobre este pulsómetro/reloj deportivo?

© BUSCOPULSOMETRO Copyright 2019.