Polar M430, la evolución del superventas M400

Polar M430, la evolución del superventas M400
por Redacción Imprimir | Miércoles, 04 de abril 2018

Los pulsómetros de la casa Polar M430 y su predecesor polar M400, son dos relojes deportivos que guardan muchas similitudes pero, en el caso del segundo, se han incluido otro tipo de mejoras. Por esa razón, para ver de cerca la diferencia entre padre e hijo, te traemos una comparativa entre ambos y seas tú el que decidas cuál se ajusta más a tus propias necesidades.

Lo cierto es que el pulsómetro M430 es la nueva apuesta del afamado fabricante finlandés. Una versión renovada de su antecesor el M400, uno de los modelos superventas y que hoy podemos encontrarlo a precios muy interesantes. En esta nueva actualización se ha puesto el foco de interés en mejorar las características que mayor queja registraban por parte de los usuarios con respecto al M400. Por ello, la mejora principal que se ha incluido es el sensor óptico de muñeca para medir la frecuencia cardiaca y el pulso sin necesidad de banda pectoral. Y se ha suplido una de las grandes carencias que era el conector USB de carga. Pero en esta comparativa de pulsómetros Polar encontramos muchas más características a tener en cuenta.

Polar M430 vs Polar M400

Foto del pulsómetro Polar M400

Polar M430 con sensor óptico de muñeca

Este sensor óptico está diseñado para registrar las pulsaciones durante las 24 horas del dia. Asimismo, a pesar de incluir esta nueva característica, este modelo de reloj gps sigue siendo compatible con bandas bluetooth que midan el ritmo cardiaco, lo que garantiza una mayor precisión en cada métrica.Como avanzabamos, el sensor óptico es la gran novedad en el Polar M430. De hecho era una de las características que los usuarios más echaban en falta en el modelo anterior. Por ello, se ha incorporado el mismo sensor que lleva el Polar M600, cuya seña de identidad es su gran precisión. Con esta apuesta, podemos decir que el sensor óptico se ha vuelto una característica básica de cualquier pulsómetro. Actualmente comienzan a incluirlo desde los modelos más básicos hasta los más avanzados.

Otro gran detalle, son las alertas por vibración y notificaciones inteligentes, propias de un smartphone, tales como llamadas, mensajes o redes sociales para no perder detalle.

Foto del pulsómetro Polar M400

Entrenamientos personalizados con el Polar M430

Mantiene la compatibilidad con la función Polar Flow con las que el usuario puede personalizar su entrenamiento y guiar su actividad deportiva en función de sus intereses o necesidades como deportista. Así como la opción de guardar los resultados y hacer un seguimiento de tus entrenamientos.

El M400 ya contaba con un sistema parecido donde podrás guardar hasta 30 entrenamientos. En este caso, y en la versión actualizada del Polar M430 la memoria es de 8MB, con la cual la capacidad de almacenamiento se incrementa de forma considerable. Esto es en el M400 cuenta con una capacidad de memoria pensada para cubrir hasta 30 horas de entrenamiento en modo GPS y frecuencia cardiaca, mientras que en el M430, dicha capacidad se duplica, y hay posibilidad de acumular hasta 60 horas de entrenamiento con GPS y frecuencia cardiaca activadas.

Además, con el fin de alargar la duración de la batería, este reloj gps cuenta con 3 diferentes modos de grabación y un total de 8 horas de autonomía. Lo cierto es que su antecesor también contaba con 8 horas, pero en esta ocasión, la novedad es que el Polar M430 ha renovado el conector de carga. Atrás quedó el conector microUSB del M400 y los problemas de humedad que le achacaban algunos de los usuarios. Ahora se ha añadido un conector, diseño de la casa, con 4 pines metálicos.

En este sentido también hay que apuntar que en ambos casos, el tipo de batería recargable viene a ser la misma con un polímero de litio, aunque la diferencia está en que el M400 incorpora una batería de 190mAh, mientras que la del M430 es superior con 240mAh.

Foto del pulsómetro Polar M400

Polar M430 y M400, estética muy similar

El exterior del pulsómetro guarda una estética bastante parecida entre M400 y M430. En este último, la correa es lo que más llama la atención, porque se ha perforado con varios agujeros más para darle un diseño más moderno. También se ha disminuido el peso del reloj para que sea más ligero. En lo que respecta a la pantalla no hay cambios, sigue sin ser táctil, y se controla por los botones en los laterales. Una pega importante y carencia destacada, especialmente si lo comparamos con sus competidores el Garmin Forerunner 235 o el Suunto Spartan Sport Wrist HR.

Otra característica que mantiene el pulsómetro Polar M430 con unos pequeños matices es la interfaz y el menú, son muy parecidos al anterior. Además de las funciones de frecuencia cardiaca y seguimiento de actividad durante las 24 horas, una prestación nueva es que con el nuevo M430 podemos monitorear el sueño gracias a la opción Sleep Plus y así poder identificar automáticamente las horas, cantidad y calidad del sueño. Incluso identificar las horas de sueño real y la hora en la que nos despertamos.

Lo cierto es que se mantienen las prestaciones básicas del M400, pero se incluyen grandes mejoras que el usuario demandaba en el modelo anterior. El Polar M430 por su parte, está pensado para deportistas con objetivos.

Por cierto que en la siguiente tabla puedes ver la comparativa de las especificaciones técnicas más relevantes de ambos relojes GPS de Polar, y en un simple vistazo.

comparativa de los pulsómetros Polar M400 y M430

Foto: Polar (Facebook)

© BUSCOPULSOMETRO Copyright 2018.