6 claves para el mantenimiento de tu pulsómetro GPS

6 claves para el mantenimiento de tu pulsómetro GPS
desde 5€/mes

Ya puedes tener tu propio entrenador personal running

Descubre el Club de entrenamiento de Runnea

desde 5€/mes

Seguro que sabes cómo cuidar -y mimar- tus zapatillas de runner o de gimnasio y toda la equipación con la que practicas deporte, pero ¿conoces las normas básicas para el correcto mantenimiento de un pulsómetro? Si no es así, ten en cuenta este listado de 6 recomendaciones que te pueden venir muy bien para alargar la vida de este producto...

Actualización del software

claves-para-mantener-a-punto-tu-pulsometro-gps

Podría parecer algo obvio, pero si lo ponemos en el primer lugar de este listado es porque la actualización del software en un pulsómetro, como en cualquier equipamiento electrónico, es vital. Por eso, cuando el proveedor de tu pulsómetro lo demande, llévala a cabo. 

De este modo, conseguirás una limpieza interna del sistema, también unos cuantos adelantos y obtendrás información nueva. Y de una manera más que sencilla.

En relación a esta cuestión, también es más que aconsejable para evitar cualquier contratiempo conectar el reloj al menos una vez cada unas pocas semanas al ordenador y proceder a restablecer los valores de fábrica. De este modo, emplearemos el software para hacer toda una necesaria 'limpieza'.

Ducharse con el pulsómetro puesto, ¿bueno o malo?

Aquí deberíamos decir más bien que no debería ser malo ducharse con el reloj puesto... ¡eso sí, siempre que se trate de un modelo que se puede meter bajo el agua! (sé que es obvio pero no serías al primero que le pasa)  Y es que, a pesar de que la mayor parte de los modelos vienen equipados con correas de silicona, el agua de la ducha, dulce, puede ayudar a eliminar cualquier posible rastro de suciedad (salitre, arena...) que quedara impregnado en ella.

En cualquier caso, si no las tienes todas contigo, sí que deberías al menos, al acabar el entrenamiento, la actividad física, o al salir de la ducha, secar el sudor -o el agua en su caso- del reloj y situarlo en un sitio seco. Puedes hacerlo con una toalla o un paño de las gafas. 

Cambio de pilas

claves-para-mantener-a-punto-tu-pulsometro-gpsNo hay problema en abrir la tapa de la plaquita de la banda de pulso y cambiar uno mismo la(s) pila(s) en el caso de que sea necesario, ya que la tapa incluye una junta que evita el acceso de sudor o agua a este apartado del pulsómetro. 

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, en ocasiones, al efectuar el cambio de la pila, algunos modelos de pulsómetros necesitan que se lleve a cabo una nueva vinculación con el reloj. Así que antes de ponerte en modo 'taquicardia' si cambias la pila y el pulsómetro parece que no funciona, piensa que puede ser debido a este motivo.

TRUCO: SI no vas a utilizar el pulsómetro durante un tiempo superior a un mes, retira la pila tanto del relojo como del sensor.

Banda en el pecho

claves-para-mantener-a-punto-tu-pulsometro-gpsEs importante que antes de colocarse la banda en el pecho se humedezca con agua la parte de los sensores y también la zona del pecho donde irá la banda, un proceso que facilitará que se capten mejor las pulsaciones, especialmente al comienzo del entreno o actividad, cuando no se suda.

Del mismo modo, al finalizar el entreno o la actividad se recomienda separar el transmisor de la banda, limpiar la cinta y los sensores con agua y jabón neutro y secar al momento con una toalla de tacto suave. Y una cosa una vez más a tener muy en cuenta: no emplees nunca alcohol ni otro tipo de material abrasivo, ya que terminará por estropear el buen funcionamiento de los materiales.

Como hemos dicho, la banda del pecho la lavaremos con un jabón neutro, sobre todo por la parte de los sensores, ya que si hemos sudado mucho y dejamos secar tal cual, los electrolitos permanecerán en ese lugar y eso podría afectar a la correcta transmisión de la información la próxima vez que lo usemos.

Los fabricantes tienden a recomendar un lavado más en profundidad cada diez o doce usos, por lo que no dudes en introducir tu cinta pectoral en la lavadora -si es que tu banda admite un tipo de lavado a máquina, de nuevo ojo al dato con esto- y procediendo a desmontar previamente el core o núcleo central.

En este sentido, es aconsejable lavarla con un programa que no supere los 40 grados centígrados de temperatura, siempre abrochada y, en todo momento en el que sea posible, dentro de una redecilla. Utiliza una pequeña cantidad de detergente y no emplees suavizantes o productos similares, ya que si no es muy probable que banda pectoral deje de funcionar. Después, tiéndela para posibilitar que se seque al aire.

Y recuerda, cuando no vaya a ser empleada, tanto la banda como el transmisor es muy aconsejable que estén guardados de manera separada en un área seca para impedir su corrosión.

Limpieza del pulsometro

¿Notas que la banda comienza a 'hacer de las suyas' y a dar malas lecturas de pulso? Tu primera impresión puede ser: 'yan están las pilas fastidiando'... pero no. 

Es más que probable que la razón sea que la parte de silicona pegada a nuestra piel comienza a perder conectividad... un buen motivo para recordarte de nuevo la importancia de enjuagar de forma precisa únicamente con agua la banda. Eliminando el sudor reduciremos, pues, la probabilidad de que se reproduzcan más adelante las lecturas incorrectas.

Correcta captación del GPS

Los inconvenientes a la hora de proceder a la captación de GPS suelen ser consecuencia de no actualizar la posición de los satélites en relación al reloj, lo que 'pausa' esa captación. Por ello, debes conectar el reloj al programa correspondiente a la marca en el ordenador, con lo cual la IP del ordenador se sincronizará con la ubicación de los GPS y el reloj con lo que le demande, por su parte, el ordenador. Y evidentemente, si nos desplazamos a cualquier otra parte del planeta hay que llevar esta acción a cabo para que el pulsómetro funcione bien.

TRUCO: Cada semana los satélites tienden a moverse en la órbita, así que efectuar esta proceso cada poco tiempo será de gran ayuda.

Enlaces relacionados

  1. Los mejores pulsómetros GPS de 2017

    Los mejores pulsómetros GPS de 2017

    Echale un ojo a nuestra selección de los mejores pulsómetros GPS de este año, encontrarás todo tipo de modelos, marcas y precios... ¡pero con la máxima calidad garantizada!
  2. Pulsómetros Polar sin banda pectoral ¿Con cuál te quedas?

    Pulsómetros Polar sin banda pectoral ¿Con cuál te quedas?

    Polar M200, Polar A360 y Polar M600 son las propuestas más destacadas de la marca finlandesa para que entrenes y progreses con las tecnologías más punteras, y ahorrándote la incomodidad de llevar puesta la cinta de frecuencia cardiaca en el pecho
  3. Cómo funcionan los pulsómetros ópticos o de muñeca

    Cómo funcionan los pulsómetros ópticos o de muñeca

    El sensor de frecuencia cardiaca que incorporan los más punteros relojes para running, pulseras de actividad y smartwaches se basa en una técnica conocida como fotopletismografía.
  4. Los 8 mejores monitores de actividad para nadar

    Los 8 mejores monitores de actividad para nadar

    Una selección de los ocho mejores monitores de actividad para nadar en la piscina: cinco pulseras inteligentes y 3 relojes deportivos.

© BUSCOPULSOMETRO Copyright 2017.